Ir al contenido principal

Barrio de Malá Strana....La Ciudad Pequeña

Barrio de Malá Strana o la Ciudad Pequeña (Praga) (@mibaulviajero)
En 1061 Praga se convierte en residencia de los duques de Bohemia, y el soberano Wenceslao I le concede el derecho de ciudad, naciendo así la Ciudad Vieja o Barrio Staré Město, pero la historia de Praga continúa.

En 1257 los conflictos con la población alemana dio lugar a que Otaker II fundase la segunda ciudad: La Ciudad Pequeña o Barrio de Malá Strana, solo para alemanes....segunda parada en mi aventura por la bella ciudad de Praga.

El Barrio de Malá Strana es uno de los distritos más antiguos e históricos de Praga. Fue fundado en 1257 a los pies del Barrio de Hradčany o el Barrio del Castillo y separado del Barrio Staré Město por el Puente de Carlos. Los orígenes de este barrio se remontan nada menos que al siglo VIII, cuando solo había un mercado. Con el tiempo, muchos artesanos, sobre todo de origen alemán, se fueron estableciendo aquí, hasta que la zona recibió los privilegios de una ciudad independiente en el siglo XIII.

El barrio comenzó a crecer tras el famoso incendio de 1541, cuando un buen número de nobles se instalaron en el Barrio de Malá Strana debido a su cercanía al castillo. Muchos de estos palacios de corte renacentista se puede admirar todavía hoy, aunque el estilo que predomina en este barrio es claramente barroco, de ahí el apodo que ha recibido el barrio de “Perla del Barroco”.

Barrio de Malá Strana (Praga) (@mibaulviajero)

Hoy en día, muchos de estos edificios señoriales están ocupados por embajadas y otros organismos gubernamentales, por lo que La Ciudad Pequeña tiene pocos residentes y de noche el ambiente del barrio decae. Pero durante el día es uno de los más transitados de Praga, y seguramente el más turístico.

El Puente de Carlos (Karlův most)

Actualmente es peatonal y el monumento más famoso de Praga, comunica la Ciudad Vieja (Staré Město) con la Ciudad Pequeña (Malá Strana). Tiene 520 metros de largo, 10 metros de ancho y se apoya sobre 16 arcos.

El Puente de Carlos (Karluv most) (Praga) (@mibaulviajero)

Antiguamente, el Puente de Carlos estaba formado por 4 carriles destinados al paso de carruajes. Está protegido por 3 torres distribuidas entre sus dos cabeceras, dos de ellas en el Barrio de Malá Strana y la restante en el extremo ubicado en la Ciudad Vieja. La torre localizada en la cabecera de la Ciudad Vieja es considerada por muchos como uno de las construcciones más impresionantes de la arquitectura gótica en el mundo.

Torre del Puente de Carlos ubicada en el extremo de la Ciudad Vieja (Praga) (@mibaulviajero)

La construcción de la torre y del puente fue encargada por el Emperador Carlos IV a su arquitecto Petr Parléř. El portón que da acceso al Puente de Carlos desde la Ciudad Vieja, era una especie de "arco de la victoria", por el cual los reyes checos atravesaban la ciudad por el camino de coronación, hacia la catedral de San Vito en el Castillo de Praga. La torre fue testigo de varios acontecimientos importantes para la ciudad. En 1648, al finalizar la guerra de los treintas años, las ciudades de Praga situadas en la ribera derecha, resistieron el ataque del ejército sueco gracias a esta torre. Sin embargo, la decoración gótica de uno de sus lados, sufrió daños enormes causados por los tiroteos.

Las otras dos torres que protegen al Puente de Carlos son las que están en la ribera del Barrio de Malá Strana:

Torre del Puente de Malá Strana (Praga) (@mibaulviajero)

Es la parte más nueva de todo el Puente de Carlos. La torre más baja es la vieja Torre de Judith y formaba parte del primer puente de piedra de Praga. La torre más alta de 43,50 metros, fue construida después del año 1464 y costeada por el rey checo Jorge de Poděbrady. Ambas torres protegían la entrada al Barrio de Malá Strana, y servían como almacén y torre de vigilancia. La pasarela que une ambas torres está a 26 metros de altura.

Para financiar la construcción del Puente de Carlos, se estableció un sistema de cobro de peajes, que se extendió durante casi dos siglos. Pero no siempre ha existido este puente, antes de su construcción, en el siglo X un puente de madera servía de pasarela entre las dos orillas del río Moldava, y no fue hasta el siglo XII cuando se construyó el primer puente de piedra de Praga, conocido como Puente de Judith, con la vieja Torre de Judith de 29 metros de altura.

Pero un par de siglos después los desastres naturales se cebaron con este puente, destruyéndolo en parte. El monarca Carlos IV, en 1357, ordenó levantar otro puente de piedra, más robusto y que llevaría su nombre. Desde entonces, el Puente de Carlos se convirtió en un elemento fundamental en las relaciones comerciales de la ciudad y también en el transporte de un lado a otro de Praga, conectando la zona del castillo con la Ciudad Vieja. Al principio, el puente fue denominado simplemente Puente de Piedra y, después, Puente de Praga. No fue hasta el siglo XIX cuando se decidió ponerle el nombre del rey checo que hizo posible su construcción.

El Puente de Carlos (Karluv most) (Praga) (@mibaulviajero)

El puente está custodiado por 30 estatuas construidas a principios del siglo XVIII, pero muchas de ellas son copias, ya que las originales se encuentran en el Museo Nacional de Praga y en Vyšehrad (una de las ciudades originarias de Praga). En 1683, la primera estatua que se puso en el puente fue la de San Juan Nepomuceno (fue el primer santo en recibir martirio por guardar el secreto de confesión). Juan Nepomuceno fue tirado al río en 1393 por orden de Wenceslao IV y en el siglo XVIII fue santificado.

Estatua de San Juan Nepomuceno en el Puente de Carlos (Praga) (@mibaulviajero)

La leyenda dice que este santo era confesor de la reina de Bohemia durante el siglo XIV. El rey, que desconfiaba de su mujer, pidió a San Juan Nepomuceno que le desvelara sus secretos, pero como este se negó, le cortó la lengua y lo arrojó al río Moldava desde el puente.

En el lugar desde donde fue arrojado al agua San Juan Nepomuceno se encuentra su estatua, acompañada por un atril con 5 estrellas (las que se dice que había sobre el puente la noche de su muerte), un perro (como símbolo de fidelidad) y una mujer (la reina).

Detalles del atril de la estatua de San Juan Nepomuceno en el Puente de Carlos (Praga) (@mibaulviajero)

Detalles del atril de la estatua de San Juan Nepomuceno en el Puente de Carlos (Praga) (@mibaulviajero)

Se dice que quien pide un deseo poniendo la mano izquierda en la representación de su martirio (en la base de la estatua), éste le será concedido. También se ve a muchos turistas tocando el perro, pues se dice que así volverás a Praga.

El mejor momento para pasear por el Puente de Carlos es por la noche, donde se transforma en un lugar silencioso donde no es difícil transportarse en el tiempo.

Plaza de la Ciudad Pequeña (Malostranské náměstí)

Se encuentra en el centro del Barrio de Malá Strana, y ha sido el corazón de esta zona durante el siglo X. El centro de la plaza está presidida por la Columna de la Peste con la estatua de la Santísima Trinidad, construida en 1715.

Plaza de la Ciudad Pequeña (Malostranské náměstí) (Praga) (@mibaulviajero)

La plaza Malostranské está rodeada de edificios históricos con llamativa decoración en las fachadas; muchos fueron palacios de la nobleza, algunos convertidos en edificios gubernamentales o teatros, otros, en restaurantes y bares. En otros tiempos era un animado mercado, hoy es una zona igualmente activa.

La Iglesia de San Nicolás

Ubicada en la Plaza de la Ciudad Pequeña, está considerada como la construcción barroca más bonita de Praga. No debe confundirse con la del barrio Staré Město.

Iglesia de San Nicolás en Barrio de Malá Strana (Praga) (@mibaulviajero)

Su construcción comenzó en 1673 por orden de los jesuitas, siendo los primeros edificios terminados el edificio parroquial y la escuela. Aunque se empezó a oficiar misas en 1711, las obras no terminaron hasta 1752.

El interior de la Iglesia de San Nicolás está repleto de arte, desde las pinturas en sus techos y bóvedas hasta las esculturas que adornan las paredes. El arquitecto creador del conjunto fue K. I. Dientzenhofer, siendo esta iglesia su obra maestra. Es una de las visitas obligadas si vas a Praga, doy fe que la decoración del interior es impresionante.

Interior de la Iglesia de San Nicolás en Barrio de Malá Strana (Praga) (@mibaulviajero)

Interior de la Iglesia de San Nicolás en Barrio de Malá Strana (Praga) (@mibaulviajero)

Órgano de la Iglesia de San Nicolás en Barrio de Malá Strana (Praga) (@mibaulviajero)

Se puede subir a la Torre de la Iglesia de San Nicolás con 65 metros de altura, donde se puede ver todo el Barrio de Malá Strana. Subiendo a la torre te encuentras varias salas que puedes visitar, donde aprendes un poco de la historia de las campanas y sus diversas funciones. La torre fue utilizada durante la época comunista por las fuerzas secretas para vigilar las embajadas extranjeras.

Una curiosidad más sobre la Iglesia de San Nicolás: Mozart tocó el órgano mientras vivía en Praga.

Jardín Vrtba (Vrtbovka zahrada)

Muy cerca de la Plaza de la Ciudad Pequeña se encuentra este pequeño jardín barroco. Fue abierto al público en 1998 tras una gran remodelación que duró ocho años.

Jardín Vrtba (Vrtbovka zahrada) (Praga) (@mibaulviajero)

Los jardines fueron diseñados en 1720 por el arquitecto checo František Maxmilián Kaňka, y las estatuas y esculturas que adornan el jardín fueron obra de Matyáš Bernard Braun, escultor checo que también realizó algunas de las famosas estatuas del Puente de Carlos. Se accede por el pabellón de la Sala Terrena, donde se pueden ver algunos frescos, obra de Václav Vavřinec Reiner.

Al ser muy escalonado, desde su parte más alta podrás disfrutar de unas  magníficas vistas del Castillo de Praga y del Barrio de Malá Strana. El Jardín Vrtba es uno de los lugares preferidos por los fotógrafos para inmortalizar a los recién casados, por lo que no te extrañes que durante el tiempo que estás visitando el jardín, te encuentres con alguna boda.

Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria

Es el santuario barroco más antiguo de Praga, donde se custodia la famosa imagen del Niño Jesús de Praga, convirtiéndola en el lugar de peregrinación para los católicos.

Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria (Praga) (@mibaulviajero)

El origen de la iglesia se remonta al siglo XVI y, curiosamente, fue un templo luterano. Pero con las guerras de religión que se sucedieron a lo largo de los siguientes años, y tras la victoria católica en la Batalla de la Montaña Blanca, la iglesia fue entregada a las carmelitas descalzas para su gestión, convirtiéndose en un santuario católico. Su nombre procede de la imagen de la Virgen que se cuenta portaban los católicos durante la batalla, y que les habría ayudado a conseguir la victoria.

El Niño Jesús de Praga en la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria (Praga) (@mibaulviajero)

El Niño Jesús de Praga es una pequeña estatua de cera que cada año atrae a miles de religiosos, lo primero que sorprende es su tamaño, y es que apenas mide medio metro. Con su mano derecha bendice a los visitantes y en la izquierda lleva un orbe real (es un globo terráqueo rematado con una cruz, símbolo cristiano que representa el dominio de Cristo (la cruz) sobre el mundo (globo terráqueo)). Hay quien cree que esta escultura perteneció a la mismísima Santa Teresa de Jesús. Su importancia para los católicos radica en que se considera que obra milagros y ayuda a los fieles, especialmente a las embarazadas o a las mujeres que buscan estarlo.

Se cuenta que el verdadero origen de esta figura estaría en España, pues perteneció a la Duquesa Manrique de Lara y Mendoza, que se la habría regalado a su hija cuando contrajo matrimonio con un noble checo. Así, el Niño Jesús fue pasando de generación en generación hasta que fue donado a las carmelitas en 1628.

Al igual que sucede con el Manneken Pis de Bruselas, el Niño Jesús de Praga también cambia de traje según la ocasión y hasta cuenta con su propio museo dentro de la iglesia. Los vestidos suelen ser obsequios de los peregrinos o de personalidades del mundo político y religioso que visitan el santuario, y algunos incluso llevan bordados de piedras preciosas u oro.

Funicular de Petřín

El funicular es la forma más cómoda de llegar a la cima del Monte Petřín. El Funicular de Petřín comenzó a funcionar en Praga en 1851. En 1932 el funicular instaló motores eléctricos dejando atrás el viejo mecanismo de agua con el que funcionaba. Desde 1965 hasta 1985 el funicular estuvo sin utilizarse debido a los frecuentes corrimientos de tierra que había en el Monte Petřín.

Cerca de la parte baja del funicular se encuentra el Monumento a las Víctimas del Comunismo:

Monumento a las Víctimas del Comunismo (Praga) (@mibaulviajero)

Conjunto escultórico diseñado en 2002 en el que se puede contemplar varias figuras humanas bajando por unas escaleras. A medida que avanzan, les van faltando partes del cuerpo, simbolizando las pérdidas que conlleva para cada ser humano el vivir bajo un régimen totalitario. Es frecuente ver a algunas personas dejando flores o encendiendo velas junto a ellos.

Mi objetivo era subir en el funicular, pero tuve tan mala suerte que me lo encontré cerrado. Así que me tocó subir a pie hasta la cima del monte, unos 138 metros que separan la cima de la ciudad. El camino (todo cuesta arriba) es muy bonito y tiene unas vistas de la ciudad impresionantes, pero para la próxima...espero tener más suerte y poder coger el funicular.

Vistas durante la subida a pie al Monte de Petřín (Praga) (@mibaulviajero)


Monte y Torre Petřín

El Monte Petřín es uno de los lugares de recreo más queridos de Praga, sus jardines, un antiguo viñedo, son los preferidos por sus ciudadanos para pasear e incluso para tomar el sol.

Jardines del Monte Petřín (Praga) (@mibaulviajero)

Quizás lo que más merece la pena visitar es subir a la Torre Petřín:

Torre Petřín (Praga) (@mibaulviajero)

¿A qué edificio os recuerda? Sí! La Torre Eiffel. Su parecido es debido a que la Torre de Petřín se construyó dos años después de la Torre Eiffel, en 1891, con objeto de la Exposición Nacional de Praga. Con 60 metros de altura es el mirador más elevado de Praga, y podrás disfrutar de unas impresionantes vistas de la ciudad.

Vistas desde la Torre de Petřín (Praga) (@mibaulviajero)

Vistas desde la Torre de Petřín (Praga) (@mibaulviajero)

Cerca de la torre se encuentra el Laberinto de los Espejos (Bludiště na Petříně).

El Laberinto de los Espejos (Praga) (@mibaulviajero)

En su interior hay un pequeño laberinto y una sala de espejos convexos, ideal si vas con niños.

Y justo frente al Laberinto de los Espejos se encuentra la Iglesia de San Lorenzo (Katedrální chrám sv. Vavřince):

Iglesia de San Lorenzo (Praga) (@mibaulviajero)

Esta iglesia tiene una leyenda negra, pues se cree que antiguamente era escenario de ritos paganos. Junto a la iglesia se encuentra el llamado Muro del Hambre, se le da ese nombre porque se dice que fue construido durante la Edad Media para dar trabajo a los hambrientos.

Y, por último, en esta zona también se encuentra la Capilla del Santo Sepulcro (Kaple Božího hrobu):

Capilla del Santo Sepulcro (Praga) (@mibaulviajero)

Construida en 1737, es una réplica de la tumba de Jesús en Jerusalén.

El mayor atractivo del Barrio de Malá Strana es su magnífico estado de conservación, la guerra pasó sin dejar huella y los palacios y casas antiguas permanecen inalteradas desde hace siglos.

Barrio de Malá Strana (Praga) (@mibaulviajero)

Y hasta aquí la segunda parada en mi aventura por Praga, una ciudad de ensueño que enamora por cada paso que das por sus calles y rincones llenos de leyendas y magia.

Como siempre, puedes disfrutar de más fotos en: https://www.facebook.com/mibaulviajero


Mamen
@mibaulviajero


"Quien conserva la facultad de ver la belleza no envejece"
Franz Kakfa

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bergen: la ciudad de las siete montañas

Desde la primera vez que pisé tierras nórdicas, me enamoré de sus paisajes naturales...y es que Noruega es naturaleza pura. En esta ocasión tenía que explorar una de las ciudades consideradas como la más bella de Noruega....Bergen.

Actualmente, Bergen es la segunda ciudad más grande e importante de Noruega. También conocida como "la ciudad de las siete montañas". Su nombre es originario del nórdico antiguo, Bjorgvin. "Bjorg" que se traduce como "montaña"; "vin" que hace referencia a un asentamiento donde solía haber una pradera. Por lo que, el significado completo sería "el prado en las montañas". Y, por supuesto, es famosa por ser la puerta de entrada a los fiordos noruegos, de ahí que se haya convertido en un importante puerto de cruceros turísticos de Noruega, y uno de los mayores de Europa.
Bergen fue fundada en 1070 por el rey Olav Kyrre, sus orígenes están vinculados a la Edad Vikinga. Adquirió importancia gracias al comercio del…

Birka: la ciudad vikinga

Birka fue la primera ciudad de Suecia situada en la isla Björkö del lago Mälaren. Todo el lago Mälaren, al oeste de la capital, es uno de esos rincones de naturaleza primitiva que tanto caracteriza al paisaje sueco: agua, islas, bosques, naturaleza limpia y bien cuidada.

Birka es uno de los ejemplos mejor conservados de asentamiento vikingo. Fundada en el S. VIII, se convierte en poco tiempo en un importante centro de comercio de artículos decorativos y de lujo. Al poco tiempo se transformó también en un importante centro de producción, donde los artesanos locales fabricaban cotizados objetos destinados al trueque a partir del hierro o de las pieles de los animales de la zona. Estos objetos eran intercambiados por tejidos bizantinos, vino del Rin, o piezas de joyería árabe.

Aquí hay antiguos tesoros que han sido desenterrados e inspeccionados por arqueólogos e investigadores desde el S. XIX. En las excavaciones arqueológicas se han encontrado, incluso, sedas de China, lo que demuestra …

Gastronomía Danesa: el famoso Smorrebrod o bocadillo danés abierto

Dinamarca ha sido, tradicionalmente, un país agrario, lo que ha marcado el carácter de su gastronomía. Hoy en día, la agricultura sigue siendo un sector económico clave. Hasta finales de la Segunda Guerra Mundial, la industria y los servicios no ganaron importancia.
La Gastronomía Danesa ha tenido una gran influencia de la cocina francesa, pero también de otros países europeos como Italia. La cocina más rural es similar a la de otros países escandinavos como Suecia y Noruega. Los platos tradicionales del campo se caracterizan por ser ricos en grasas y se basan principalmente en carbohidratos, carne, pescado y patatas.

Ingredientes como pescados, mariscos, carne y una gran variedad de verduras e hierbas, son los principales componentes de sus platos. El hogar y la familia tiene mucha importancia para los daneses. La cena es la comida principal del día, y consiste generalmente en un solo plato. Las familias danesas hacen un esfuerzo por reunirse alrededor de la cena que cocinan en los …