Ir al contenido principal

El Imilchil Moussen o el Festival de los Novios



El Imilchil Moussen
Imilchil es una pequeño pueblo situado en el centro de Marruecos, en las montañas del Alto Atlas. El poblado es parte de la provincia de Midelt. Se encuentra a una altura de 2119 metros en el valle de Assif Mellou. En sus alrededores todas las montañas de la zona superan los 3000 metros.

En este poblado, inaccesible en invierno, se encuentran la mayor representación de las tribus bereberes más ancestrales del país. Hace apenas 25 años, Imilchil era una población más del valle, con sus casas de adobe, su khasbah y demás elementos característicos de la región. En 2007, era de los escasos poblados que no disponían de red eléctrica, llegando a finales del año 2008. La zona de Imilchil es el hogar de la tribu Ait Hdiddou, pastores de tradición nómada, es una de las tribus bereber más importantes de Marruecos del S. XI.

Imilchil es un pueblo envuelto en tradiciones, mitos y leyendas. Este pueblo es conocido por su "Festival de los Novios". No hay una fecha fija para la celebración de este festival o moussen, pero suele celebrarse a mediados o finales de septiembre, una vez terminada la recogida de los productos agrícolas y antes de que llegue el duro invierno y queden incomunicados. El Imilchil Moussen consiste en celebrar, antes de la llegada del invierno, un matrimonio colectivo entre parejas de diferentes tribus bereberes.

El moussen se celebra a las puertas del Morabito (una especie de ermita) de Sidi Ahmed Oulmghenni, un lugar de peregrinación para los musulmanes en el valle del Assif Melloul, a 20 kilómetros de la población de Imilchil. En este lugar está enterrado Sidi Mohammed El Maghani, el santo patrón de la tribu Ait Hdiddou, y se cree que cualquier unión bendecida por El Maghani será próspera y duradera, por eso se celebra en este lugar.

El Imilchil Moussen

Durante 3 días, cerca de 30.000 personas de las montañas montan sus tiendas de campaña con sus respectivas familias, rebaños, caballos y camellos. Hasta 50 parejas firman el acta de matrimonio delante de un juez el mismo día, aunque los matrimonios reales no ocurren durante el festival.

Firma del acta de matrimonio en el Imilchil Moussen

Para la ceremonia las mujeres lucen la ropa tradicional llena de colorido, se maquillan y se cubren con un tradicional mantón de lana a rayas muy finas de colores, llamado ahendir, que permite diferenciar las tribus. Las mujeres casadas, viudas y divorciadas lucen un tocado terminado en forma cónica, mientras que las chicas solteras lo llevan plano. Los aspirantes a novios visten trajes blancos o de colores claros y se cubren la cabeza con un turbante del mismo color.

Mujeres en el Imilchil Moussen

Mujeres en el Imilchil Moussen

Durante los días que dura el moussen, Imilchil se convierte en una fiesta berebere llena de música, baile, comida y preciosos trajes típicos muy coloridos. Los festejos tradicionales es acompañado por el "Festival de música de las cimas".

Festival de música de las cimas en Imilchil

Festival de música de las cimas en Imilchil

Con los años, en el lugar se comenzó a celebrar un mercado, el único al que podían acudir las mujeres una vez al año. En una gran explanada, se montan los tenderetes de los puestos del zoco, donde se venden principalmente cereales, forraje para el ganado, joyas, ropa usada, objetos de plásticos y otros artículos necesarios para el día a día en las montañas. También ponen restaurantes, puestos de dulces, de frituras, carnicerías y todos los servicios necesarios para abastecer las necesidades de los asistentes al festival.

Mercado en el Imilchil Moussen

Dicen que esta festividad viene inspirada por una leyenda:
Isli y Tislit
Cuenta la leyenda que dos jóvenes se enamoraron profundamente en Marruecos. Desgraciadamente, eran de tribus enemigas, y las familias no les dejaron casarse. Desesperados y tristes lloraron cada uno por su lado. Lloraron día y noche hasta que crearon dos lagos de lágrimas. 
La tristeza fue tan grande, que se suicidaron ahogándose en estos lagos. Los lagos se llaman "Isli", en honor a él, que significa novio; y "Tislit", en honor a ella, que significa novia. Pero incluso después de muertos no han podido unirse. La montaña que separa los dos ríos actúa como guardián, también separa sus espíritus, lo que les deja anhelándose el uno al otro en la  muerte como lo habían hecho en la vida. 
Lágrimas de Isli y Tislit
Este acto de desesperación de los dos enamorados, devastó a las dos tribus bereberes, y ambos padres decidieron que desde ese momento, los jóvenes tendrían libertad total para casarse con la persona que escogieran. Hoy en día, las tribus vecinas se reúnen cerca de estos lagos, y las mujeres son la que escogen sus futuros maridos. 
Lago Isli y Tislit en Imilchil

El Imilchil Mouseen es un evento que conmemora el amor, el dolor y la tragedia que afectó a los dos enamorados. Las miradas encontradas, los roces de las manos, las sonrisas en los rostros se suceden hasta que dos jóvenes se acercan y comienzan a hablar. Si se gustan hablarán con sus respectivas familias que tendrán que dar el visto bueno. Más tarde, el matrimonio será arreglado más en serio en la aldea de la pareja. Si un matrimonio es infeliz, se permite el divorcio.

Jóvenes conociéndose en el Imilchil Moussen

También es un evento donde las tribus aprovechan la oportunidad para intercambiar ganado y productos agrícolas y artesanales. Es una oportunidad para que la gente de las diferentes tribus puedan mezclarse, conectar y compartir las tradiciones culturales.

Imilchil Moussen

Durante años, este festival era privado, solo los miembros de la familia de las tribus estaban autorizados a participar. Hoy en día, por el aumento del interés en las diferentes culturas y tradiciones, se permite la asistencia a turistas, atrayendo a cientos de visitantes y tribus de toda la zona.

Mamen

"Deja amar al que ama y deja que ame lo que ama;
es la única forma de que no deje de amarte a ti"
Proverbio Árabe

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bergen: la ciudad de las siete montañas

Desde la primera vez que pisé tierras nórdicas, me enamoré de sus paisajes naturales...y es que Noruega es naturaleza pura. En esta ocasión tenía que explorar una de las ciudades consideradas como la más bella de Noruega.... Bergen . Actualmente, Bergen  es la segunda ciudad más grande e importante de Noruega. También conocida como "la ciudad de las siete montañas". Su nombre es originario del nórdico antiguo, Bjorgvin. "Bjorg" que se traduce como "montaña"; "vin" que hace referencia a un asentamiento donde solía haber una pradera. Por lo que, el significado completo sería "el prado en las montañas". Y, por supuesto, es famosa por ser la puerta de entrada a los fiordos noruegos, de ahí que se haya convertido en un importante puerto de cruceros turísticos de Noruega, y uno de los mayores de Europa. Bergen  fue fundada en 1070 por el rey Olav Kyrre, sus orígenes están vinculados a la Edad Vikinga. Adquirió importancia gracias

Birka: la ciudad vikinga

Birka fue la primera ciudad de Suecia situada en la isla Björkö del lago Mälaren. Todo el lago Mälaren, al oeste de la capital, es uno de esos rincones de naturaleza primitiva que tanto caracteriza al paisaje sueco: agua, islas, bosques, naturaleza limpia y bien cuidada. Birka es uno de los ejemplos mejor conservados de asentamiento vikingo. Fundada en el S. VIII, se convierte en poco tiempo en un importante centro de comercio de artículos decorativos y de lujo. Al poco tiempo se transformó también en un importante centro de producción, donde los artesanos locales fabricaban cotizados objetos destinados al trueque a partir del hierro o de las pieles de los animales de la zona. Estos objetos eran intercambiados por tejidos bizantinos, vino del Rin, o piezas de joyería árabe. Aquí hay antiguos tesoros que han sido desenterrados e inspeccionados por arqueólogos e investigadores desde el S. XIX. En las excavaciones arqueológicas se han encontrado, incluso, sedas de China, lo que

Gastronomía Danesa: el famoso Smorrebrod o bocadillo danés abierto

Dinamarca ha sido, tradicionalmente, un país agrario, lo que ha marcado el carácter de su gastronomía. Hoy en día, la agricultura sigue siendo un sector económico clave. Hasta finales de la Segunda Guerra Mundial, la industria y los servicios no ganaron importancia. La Gastronomía Danesa  ha tenido una gran influencia de la cocina francesa, pero también de otros países europeos como Italia. La cocina más rural es similar a la de otros países escandinavos como Suecia y Noruega. Los platos tradicionales del campo se caracterizan por ser ricos en grasas y se basan principalmente en carbohidratos, carne, pescado y patatas. Ingredientes como pescados, mariscos, carne y una gran variedad de verduras e hierbas, son los principales componentes de sus platos. El hogar y la familia tiene mucha importancia para los daneses. La cena es la comida principal del día, y consiste generalmente en un solo plato. Las familias danesas hacen un esfuerzo por reunirse alrededor de la cena que cocina