Ir al contenido principal

Un paseo por Bratislava

Un día en Bratislava (@mibaulviajero)
Un día en Bratislava
Es la mayor ciudad y capital de Eslovaquia, y una de las capitales más pequeñas de Europa, con poco más de 500.000 habitantes. En 2004, Eslovaquia se une a la Unión Europea y en 2009 adopta el euro como moneda oficial.

En los archivos históricos de la ciudad, está recogido que el primer asentamiento humano en la ciudad data del año 5.000 a.C., aunque no sería hasta el 200 a.C. que no se produce el primer asentamiento importante en la zona, con la llegada de la tribu celta Boio. Ya en los siglos V y VI tiene lugar la llegada de las primeras tribus eslavas a la ciudad.

Desde el siglo I a.C hasta el 4 d.C, la ciudad cae en manos romanas, quienes introducen el cultivo de la vid, de esta forma se inicia una larga tradición vinícola en la ciudad. Pero no es hasta el siglo V cuando los eslavos llegan a la ciudad de manos del Imperio de Samo (623-658). El Rey Samo es el primer gobernante eslavo del que se conoce el nombre, estableció uno de los primeros estados eslavos de los que se tengan registros históricos, uniendo bajo su Reino a los Checos, Sorabos, Moravos (Eslovacos) y Carantanios (Eslovenos). En el transcurso del siglo X, lo que se conocía como el Condado de Presburgo pasa a formar parte del Reino de Hungría.

En 1526, los turcos otomanos conquistan Hungría e intentan poner un cerco a la ciudad de Bratislava para su rendición pero sin ningún éxito. Desde aquel momento y hasta la caída de los turcos en 1686, Bratislava vivió un gran auge. En ella se coronaron entre 1536 y 1830, once reyes y reinas húngaros. También fijan su residencia en Bratislava importantes familias aristócratas húngaras, y fue frecuentada por músicos de la talla de Mozart, Listz, Haydin y Beethoven.

Una vez caído el reino de Hungría en 1526 ante los turcos otomanos, éste quedó dividido en tres partes: el principado independiente de Transilvania, el valiato de Buda, bajo dominio turco, y el reino húngaro bajo control del Sacro Imperio Romano Germánico. Bratislava se ubicaba en la parte germánica y recibió esa influencia como tal, hasta que en 1686 se produce la expulsión de los turcos de Hungría. A partir de ese momento, el monarca húngaro era el emperador germánico y, por consiguiente, pretendía germanizar los territorios húngaros y eslovacos. En 1806 desaparece el Sacro Imperio y surge el Imperio Austriaco en 1804, que heredó los territorios pertenecientes al reino de Hungría, incluyendo Eslovaquia.

En 1867, después de las guerras de independencia húngaras contra los austriacos, se firma el acuerdo de Austria-Hungría en la ciudad y nace el Imperio AustroHúngaro. Bratislava tuvo el nombre de Prešporok hasta el fin de la Primera Guerra Mundial y sus antiguos nombres (Pressburg en alemán, Pozsony en húngaro) aún son oficialmente reconocidos.

Hasta la Primera Guerra Mundial germanos y húngaros eran los mayores grupos étnicos que vivían en la ciudad. El 1 de Enero de 1919 Presburgo adopta el nombre eslovaco de Bratislava y el territorio de Eslovaquia pasa a integrarse en la Federación de Checoslovaquia. Tras la Segunda Guerra Mundial comienza el período de la dominación soviética y de economía dirigida que duraría hasta la caída de Muro de Berlín en 1989.

La república de Eslovaquia nace el 1 de Enero de 1993 cuando se produce la división de Checoslovaquia y Bratislava pasa a ser la capital de Eslovaquia.

Llegar a Bratislava desde Viena es muy fácil: desde la estación de trenes de Wien Hauptbahnhof salen varios trenes durante el día y en apenas una hora pasas de un país a otro. Puedes comprar el ticket en las máquinas electrónicas que te encuentras en la estación de trenes de Viena, te recomiendo que compres el de ida y vuelta, que además incluye gratis el transporte público en Bratislava. Para que no tengas dudas: tienes que buscar la opción "International Tickets" y luego elegir "Bratislava Ticket".

En Bratislava hay dos estaciones de trenes desde la que se llega desde Viena: Hlavna Stanica (la principal) y Petrzalka. Cada media hora hay un tren que sale alternativamente a una de las dos estaciones. La mejor opción es que te bajes en la estación principal, Hlavna Stanica, ya que es la que está más cerca del centro histórico de la ciudad. En la explanada de la estación principal de Bratislava te encontrarás con varios autobuses que te acercarán al centro de la ciudad.

¿Qué puedes ver en Bratislava?

Palacio de Grassalkovich
Desde su construcción en el año 1765, ha servido como lugar de encuentro y residencia de la aristocracia húngara. Desde su reconstrucción en 1996 el palacio es la residencia del Presidente de la República de Eslovaquia.

Palacio de Grassalkovich (Bratislava) (@mibaulviajero)
Palacio de Grassalkovich (Bratislava)

El palacio, de estilo rococó-tardo barroco, fue la sede eslovaca de la presidencia de la República Federal en los tiempos de la antigua Checoslovaquia. El edificio resalta por sus dimensiones y su belleza. Los jardines de estilo francés están abiertos al público y es uno de los sitios favoritos de recreo de los habitantes de Bratislava.

Catedral de San Juan de Mata y San Félix de Valois (Katedrála sv. Jána a sv. Felixa z Valois)
Es una iglesia católica de estilo barroco construida en el lugar donde estaba situada la antigua iglesia de San Miguel, que fue demolida durante las guerras otomanas en 1529, junto con el asentamiento de San Miguel y otros suburbios, con el fin de prepararse mejor para los ataques turcos.

Catedral de San Juan de Mata y San Félix de Valois (Bratislava) (@mibaulviajero)
Catedral de San Juan de Mata y San Félix de Valois (Bratislava)

La Orden Trinitaria inició la construcción de la iglesia en 1717 y fue santificada en 1727, aunque el trabajo en el interior continuó durante la primera mitad del siglo XVIII. De 2003 a 2009, la iglesia fue la catedral del Ordinariato Militar de Eslovaquia.

Puerta de San Miguel (Michalska Brana)
Es una de las cuatro puertas que se conservan para acceder a la antigua ciudad amurallada. La torre de estilo gótico se construyó en la primera mitad del siglo XIV.

Puerta de San Miguel (Bratislava) (@mibaulviajero)
Puerta de San Miguel (Bratislava)

Su cúpula en forma de cebolla le da una atractiva apariencia que la ha convertido en muchas ocasiones en símbolo de la ciudad. Durante los años 1511–1513 se aumentó su altura. Posteriormente, entre 1753 y 1758 fue reconstruida adoptando su apariencia actual. Fue entonces cuando se añadió en su parte superior la estatua de San Miguel. La torre de 53 metros de altura, cuenta con cuatro plantas que albergan en su interior una sección del Museo de la Ciudad en donde se expone al público la historia de las fortificaciones de Bratislava. Además desde ella puedes contemplar la calle Michalská con sus cafeterías y terrazas, uno de los ejes principales de la zona vieja de Bratislava (Staré Mesto).

Calle Michalska (Bratislava) (@mibaulviajero)
Calle Michalská (Bratislava)


Plaza de Hlavne Namestie
Es la Plaza Mayor del centro histórico de Bratislava, uno de los lugares más concurridos y donde se concentra la actividad y el ambiente de la zona.

Plaza de Hlavne Namestie (Bratislava) (@mibaulviajero)
Plaza de Hlavne Namestie (Bratislava)

En el centro de la plaza se encuentra la Fuente de Maximilano, dedicada al primer emperador coronado en la ciudad y que se construyó como reserva de agua para combatir los incendios.

El Ayuntamiento (Stara Radnica)
Nace en el siglo XV de la unión de varias casas burguesas. A lo largo del tiempo ha sufrido diversas remodelaciones hasta tener la forma que tiene en la actualidad.

Ayuntamiento de Bratislava (@mibaulviajero)
Ayuntamiento de Bratislava

En su torre, construida con carácter defensivo, se encuentra una inscripción del año 1850 con el nivel de agua durante la inundación de aquel año y una escultura de Nuestra Señora del año 1676. En su interior hay una exposición de justicia feudal y de historia de la ciudad. Se puede acceder al patio interior del edificio donde se encuentra el Mestske Muzeum (Museo Municipal), dedicado a la historia de la ciudad y en donde se exponen documentos y objetos históricos de la capital.

Palacio del Primado 
Se encuentra detrás del ayuntamiento, y su decoración exterior llama mucha la atención.

Palacio del Primado (Bratislava) (@mibaulviajero)
Palacio del Primado (Bratislava)

Fue construido a finales del siglo XVIII como residencia de invierno del arzobispo de Esztergom. Está decorado con esculturas que representan las virtudes así como un sombrero de cardenal de 150 kilos coronando la estructura. En 1906, el Arzobispado vendió el palacio a la ciudad y en él encontraron 6 piezas de tapicería inglesa del siglo XVII que representan el trágico amor de Hero y Leandra. Entrando en el edificio y subiendo por las escalinatas se encuentra en el primer piso la Sala de los Espejos, donde en 1805 Napoleón y Francisco II de Austria firmaron, después de la batalla de Austerlitz, lo que se conoce como la Paz de Pressburgo.

Iglesia de Santa Isabel (Kostol svätej Alžbety)
Construida entre los años 1909 y 1913, está dedicada a Santa Isabel de Hungría, hija del rey Ondrej II de la familia Arpad, que nació en el Castillo de Bratislava en 1207.

Iglesia de Santa Isabel (Bratislava) (@mibaulviajero)
Iglesia de Santa Isabel (Bratislava)

Es uno de los edificios más bonitos y originales de Bratislava. Es una iglesia completamente azul, en estilo art Nouveau, que no deja indiferente a nadie. Su diseñador fue el arquitecto húngaro Ödön Lechner, uno de los creadores más famosos de este estilo en Budapest. El color azul tuvo un significado especial en los años del Modernismo europeo e hispanoamericano. Incluso en el suelo es posible ver algunos goterones de pintura azul, resultado de los trabajos de mantenimiento del templo.

El mosaico encima del portal de entrada representa a Santa Isabel. En el interior también predomina el color azul, especialmente en los bancos de madera, combinado con el dorado.

Catedral de San Martín (Dóm sv. Martina)
Es la iglesia más grande e importante de Bratislava. Construida en estilo gótico, ha sido escenario de ceremonias de coronación de algunos soberanos húngaros entre los años 1563 y 1830. Bajo la Iglesia están enterrados importantes eclesiásticos y representantes de la ciudad.

Catedral de San Martín (Bratislava) (@mibaulviajero)
Catedral de San Martín (Bratislava)

En sus inicios la catedral era una simple parroquia. Sus orígenes se remontan al año 1100 y durante el transcurso de los siglos el edificio fue sucesivamente ampliado y remodelado. Sobre la torre principal de 83 metros de altura se aprecia el pasado Real del templo. Desde 1848 está rematada con una réplica de la corona dorada de San Esteban apoyada sobre un cojín, que rememora los años en los que Bratislava era una ciudad perteneciente a Hungría y se la conocía como Pozsony.

La decoración interior es bastante sobria aunque destaca un conjunto escultórico sobre los demás: la escultura de San Martín, realizada por G.R. Donner.

Escultura de San Martín en la Catedral de San Martín (Bratislava) (@mibaulviajero)
Escultura de San Martín en la Catedral de San Martín (Bratislava)


Castillo de Bratislava (Bratislavsky hrad)
En lo alto de una colina a orillas del Danubio, se ubica el que sin duda es el monumento más representativo de la ciudad.

Castillo de Bratislava (@mibaulviajero)
Castillo de Bratislava

El castillo data del siglo X, aunque ha sufrido numerosas remodelaciones y percances. En 1430, Segismundo de Luxemburgo lo convirtió en una fortaleza gótica anti-husitas. De esta época, se conserva la puerta de Segismundo con un hermoso mirador al Danubio y al Nový Most.

Vistas desde el Castillo de Bratislava (@mibaulviajero)
Vistas desde el Castillo de Bratislava

En 1562 se transformó en castillo renacentista y en 1649 se reconstruyó en estilo barroco. Durante el reinado de María Teresa, uno de los personajes claves de la historia de la ciudad, tuvo su mayor esplendor. En 1811 un incendio destrozó gran parte del castillo que estuvo descuidado hasta 1950, año en el que comenzó la restauración que aún hoy continúa intentando rescatar el estilo de María Teresa.

Actualmente el castillo se utiliza para las exposiciones del departamento de historia del Museo Nacional Eslovaco. Los habitantes y visitantes de Bratislava aprovechan el espacio del área del castillo para pasear, también puedes disfrutar de bonitas vistas del centro de la ciudad histórica, del Danubio y parte de la ciudad Petržalka.

Paseando por las calles de la ciudad, te das cuenta que si en algo es especialista Bratislava es en colocar estatuas llamativas en las calles. La más famosa es el “Rubberneck”.


Rubberneck, estatua en Bratislava (@mibaulviajero)
Rubberneck

Es un hombre saliendo de una alcantarilla entre las calles Panská y Sedlarská, ha perdido dos veces la cabeza a causa de conductores imprudentes.

En la plaza Hlavné Naméstie te encuentras con la estatua de un soldado apoyado en un banco, así como a un soldado en su puesto de guardia.

Estatuta de un soldado apoyado en un banco en la plaza Hlavné Naméstie (Bratislava) (@mibaulviajero)
Estatuta de un soldado apoyado en un banco en la plaza Hlavné Naméstie (Bratislava)

En la calle Sedlarska hay una estatua que representa a uno de los personajes más famosos de la vida de la ciudad de principios del siglo XX: Schöne Náci.


Schöne Náci, el vagabundo (Bratislava) (@mibaulviajero)
Schöne Náci, el vagabundo (Bratislava)

Representa a un vagabundo que siempre iba vestido muy elegante.

Otras estatuas están en la calle Panská donde ves a un hombre inclinado en la fachada de una casa, una de las teorías es que la escultura pretendía ridiculizar a un vecino cotilla. Y en una esquina de la calle Radnicna hay un antiguo paparazzi intentando captar una instantánea.

Estatua de un paparazzi (Bratislava) (@mibaulviajero)
Estatua de un paparazzi (Bratislava)

Por si te sobra tiempo en tu visita por esta ciudad, otros puntos de interés son:

El Puente Nuevo (Novy Most)
Conecta la ciudad con el barrio de Petrzalka en la otra orilla del río Danubio.

Novy Most, el puente nuevo (Bratislava) (@mibaulviajero)
Novy Most, el puente nuevo (Bratislava)

Se construyó en cemento armado en 1973 y está dominado en lo alto de la orilla derecha por un gran disco con forma de platillo volante en el que hay un restaurante con vistas panorámicas y al que se puede subir en el ascensor pagando la entrada, no tienes que consumir en el restaurante.

Barrio de Petrzalka
En la orilla sur del Danubio, cruzando el Novy Most se encuentra el barrio de Petrzalka, el más grande y el más poblado de la capital. Se levantó en los años 60 para que soportara el crecimiento de la población. Es un gran complejo residencial formado por una serie de enormes bloques de edificios, popularmente conocidos como Panelák, calles y grandes avenidas planificadas al más puro estilo de la época socialista.

Tradicionalmente el barrio se caracterizaba por registrar las tasas de delincuencia más altas de la ciudad, sin embargo tras sucesivos planes de remodelación y rehabilitación de espacios públicos el barrio se ha ido recuperando.

Slavin
En lo alto de una colina, se encuentra otro gran monumento comunista, un obelisco de unos 38 metros de altura rematado en lo alto por la estatua de un soldado soviético.

Slavin, monumento comunista (Bratislava) (@mibaulviajero)
Slavin, monumento comunista (Bratislava)

Se trata de un cementerio en homenaje a 6.548 soldados soviéticos caídos en la Segunda Guerra Mundial, que lucharon por la liberación de Bratislava contra el ejército alemán y las tropas pronazis de lo que se conocía como la República Independiente de Eslovaquia, que no era más que un estado títere de Alemania y que existió entre 1939 y 1945.

Fue inaugurado en 1960 para recordar el 15º aniversario de la liberación de la ciudad, y ha sido declarado Monumento Cultural Nacional. En el parque en donde está el monumento se encuentra también el cementerio en donde descansan en tumbas colectivas los cuerpos de 6.000 soldado caídos en los combates por la liberación de la ciudad, el 4 de Abril de 1945.

Y antes de dejar la ciudad, no olvides dar una vuelta por la Obchodná ulica, literalmente “calle comercial”, es el lugar de Bratislava en el que puedes encontrar el mayor número de tiendas. Los precios son asequibles, pero más caros que en otra parte de la ciudad. Además de los típicos imanes, tazas, postales o camisetas que se pueden comprar en todos lados. Lo exclusivo de Eslovaquia son las muñecas con trajes típicos hechas con una especie de caña.

Muñeca tradicional hecha de caña (Bratislava) (@mibaulviajero)
Muñeca tradicional hecha de caña (Bratislava)

Bratislava
es una ciudad pequeña, que puedes ver tranquilamente en un día. Con el Danubio como principal eje de la ciudad, conserva ese aire señorial de todas las ciudades que han florecido a orillas de este río. Quizás la ciudad vieja es la parte más turística, pero te recomiendo que te pierdas por sus calles, porque también hay otros importantes atractivos que ver en la ciudad.

Como siempre, podéis disfrutar de más fotos en: https://www.facebook.com/mibaulviajero

Para poder disfrutar de mi aventura por Bratislava, he seguido las recomendaciones de:


Mamen
@mibaulviajero


"Los mismos afanes y esfuerzos se producen en una pequeña 
ciudad  que en el gran teatro del mundo"
Friedrich Hegel

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bergen: la ciudad de las siete montañas

Desde la primera vez que pisé tierras nórdicas, me enamoré de sus paisajes naturales...y es que Noruega es naturaleza pura. En esta ocasión tenía que explorar una de las ciudades consideradas como la más bella de Noruega.... Bergen . Actualmente, Bergen  es la segunda ciudad más grande e importante de Noruega. También conocida como "la ciudad de las siete montañas". Su nombre es originario del nórdico antiguo, Bjorgvin. "Bjorg" que se traduce como "montaña"; "vin" que hace referencia a un asentamiento donde solía haber una pradera. Por lo que, el significado completo sería "el prado en las montañas". Y, por supuesto, es famosa por ser la puerta de entrada a los fiordos noruegos, de ahí que se haya convertido en un importante puerto de cruceros turísticos de Noruega, y uno de los mayores de Europa. Bergen  fue fundada en 1070 por el rey Olav Kyrre, sus orígenes están vinculados a la Edad Vikinga. Adquirió importancia gracias

Birka: la ciudad vikinga

Birka fue la primera ciudad de Suecia situada en la isla Björkö del lago Mälaren. Todo el lago Mälaren, al oeste de la capital, es uno de esos rincones de naturaleza primitiva que tanto caracteriza al paisaje sueco: agua, islas, bosques, naturaleza limpia y bien cuidada. Birka es uno de los ejemplos mejor conservados de asentamiento vikingo. Fundada en el S. VIII, se convierte en poco tiempo en un importante centro de comercio de artículos decorativos y de lujo. Al poco tiempo se transformó también en un importante centro de producción, donde los artesanos locales fabricaban cotizados objetos destinados al trueque a partir del hierro o de las pieles de los animales de la zona. Estos objetos eran intercambiados por tejidos bizantinos, vino del Rin, o piezas de joyería árabe. Aquí hay antiguos tesoros que han sido desenterrados e inspeccionados por arqueólogos e investigadores desde el S. XIX. En las excavaciones arqueológicas se han encontrado, incluso, sedas de China, lo que

Gastronomía Danesa: el famoso Smorrebrod o bocadillo danés abierto

Dinamarca ha sido, tradicionalmente, un país agrario, lo que ha marcado el carácter de su gastronomía. Hoy en día, la agricultura sigue siendo un sector económico clave. Hasta finales de la Segunda Guerra Mundial, la industria y los servicios no ganaron importancia. La Gastronomía Danesa  ha tenido una gran influencia de la cocina francesa, pero también de otros países europeos como Italia. La cocina más rural es similar a la de otros países escandinavos como Suecia y Noruega. Los platos tradicionales del campo se caracterizan por ser ricos en grasas y se basan principalmente en carbohidratos, carne, pescado y patatas. Ingredientes como pescados, mariscos, carne y una gran variedad de verduras e hierbas, son los principales componentes de sus platos. El hogar y la familia tiene mucha importancia para los daneses. La cena es la comida principal del día, y consiste generalmente en un solo plato. Las familias danesas hacen un esfuerzo por reunirse alrededor de la cena que cocina