Ir al contenido principal

Un paseo por Copenhague

En mi aventura por Copenhague, he dado un paseo por el famoso Nyhavn, he ido en busca de la sirenita y paseado por Kastellet. También he conocido Christianshavn, un barrio que tiene su propia personalidad; incluso he hecho una ruta por la zona más medieval pasando por la calle más larga de toda Europa, Strøget. Y, por supuesto, me he atrevido con la gastronomía danesa con sus famosos Smørrebrød.

Todavía me queda más por descubrir de esta ciudad conocida como "puerto de los mercaderes", pero esta vez te propongo un paseo más relajado que, si tienes niños, estoy segura que les va a encantar. Puedes hacer este recorrido que te propongo en uno de los principales medio de transporte de la ciudad: la bicicleta. La capital danesa está hecha para los ciclistas y es que te encuentras con más bicicletas que coches circulando por el centro.

La bicicleta, uno de los principales medios de transporte de Copenhague

Casi todas las principales calles de la ciudad disponen de carriles especiales y, en las que no existan, los conductores respetan al ciclista como si estuviera conduciendo otro coche, lo que hace cada recorrido fácil y seguro. Uno de cada tres habitantes va a su trabajo en bici, no es raro ver a profesionales en traje de corbata (o en falda y tacones) pasar pedaleando sin esfuerzo... ni aunque esté lloviendo mucho les impide moverse en bicicleta.

Copenhague tiene una extensa red de carriles bici, lo que le da el título de mejor ciudad para cicilistas

Durante dos años seguido Copenhague ha ganado, gracias a su extensa red de carriles bici (350 km), el título de mejor ciudad para ciclistas. No hace falta que te lleves la bici para poder disfrutar de la ciudad sobre dos ruedas, ya que hay muchas tiendas donde las puedes alquilar u otra alternativa más barata es usar las bicicletas públicas. Estas bicicletas son completamente gratis, todo lo que tienes que hacer es dejar como fianza una moneda de 20 coronas (unos 3 €) en una de las estaciones de bicis que hay repartida por la ciudad, cuando dejes la bici recuperarás tu dinero.

La primera parada que te propongo es en el: Guinness World Records Museum. Podrás ver más de 500 récords del mundo, desde el hombre más alto (2,72 metros) hasta la rana más venenosa.

Guinness World Records Museum

Récord mundial al hombre más alto: 2,72 metros

Y en el terreno musical, no podía faltar: Michael Jackson.

Récord mundial en el terreno musical: 1.670.000.000 millones de discos vendidos

El artista musical más existoso de todos los tiempos con 1.670.000.000 millones de discos vendidos hasta noviembre de 2011.

Y dejando atrás este curioso museo y siguiendo por la calle Strøget, me encuentro con una de las tiendas de juguetes danesa con más éxito: LEGO.

Tienda LEGO en la calle Strøget

El origen de LEGO surge de un taller de un carpintero pobre de Billund (Dinamarca), Ole Kirk Christiansen. El 28 de enero de 1918, Christiansen abrió un negocio de carpintería y se dedicó, con la ayuda de un pequeño equipo de aprendices, a construir casas y muebles para granjeros de la región. En 1924 el taller se quemó y Christiansen vio la oportunidad de construir un taller mayor y así ampliar su negocio. Intentando encontrar formas de minimizar sus costos de producción, Christiansen comenzó a producir versiones en miniaturas de sus productos como ayuda a sus diseños. Sus escaleras en miniatura y tablas de planchar fueron las que lo inspiraron a producir juguetes.

Tienda LEGO en la calle Strøget

Cuando el plástico alcanzó un uso masivo, Christiansen se adaptó a los cambios y comenzó a producir juguetes de plástico. Uno de los principales modulares producidos por LEGO fue un camión que podía ser desarmado y re-ensamblado. No fue hasta 1949 cuando estos "bloques de plástico", que se conectan con mucha facilidad, fueron desarrollados y llevaron a la compañía a la fama mundial.

Y ¿qué te parece hacer una parada y rodearte de jardines, flores, árboles...? Una buena elección es visitar: Botanisk Have.

Botanisk Have

El jardín botánico es parte del Museo de Historia Natural de Dinamarca y de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Copenhague. Tiene una extensión de 10 hectáreas y, actualmente, alberga 22.052 plantas vivas catalogadas en una base de datos electrónica, y que representan a 359 familias, 2.984 géneros y 13.210 especies diferentes. Puedes disfrutar de unos jardines muy agradables y un invernadero interesante de visitar.

Invernadero en el Botanisk Have

Jardines en el Botanisk Have

Pero sigamos con el paseo, esta vez te llevo a un mundo de cuento: The World of Hans Christian Andersen.

The World of Hans Christian Andersen

The World of Hans Christian Andersen

Hans Christian Andersen nació en Odense en 1805 y falleció en Copenhague en 1875. Es conocido por sus cuentos infantiles, pero también escribió novelas, obras de teatro, operas y guías de viaje.

The World of Hans Christian Andersen

The World of Hans Christian Andersen

Cuentos de Hans Christian Andersen

Sus cuentos más conocidos son: El Patito Feo; El Traje Nuevo del Emperador; El Soldadito de Plomo; La Sirenita; Las Zapatillas Rojas o La Princesa y el Guisante.

Cuento La Sirenita de Hans Christian Andersen

Cuento Pulgarcita de Hans Christian Andersen

Cuento El Soldadito de Plomo de Hans Christian Andersen

En este museo conocerás un poco más la vida de este escritor y pasarás por diferentes escenas y habitaciones de cuento, e incluso escuchar alguno de ellos.

Para terminar la tarde, hay un lugar que seguro saca el lado más infantil de cada uno: Tívoli.

Tívoli

Se inauguró en 1843 con solo dos atracciones: un tiovivo y una montaña rusa. Desde entonces, se ha ido ampliando hasta convertirse en lo que es ahora: una de las atracciones más importantes del país y muy querida por los daneses, considerándolo como un tesoro nacional.

Un paseo por Tívoli

Los más golosos tienen que hacer una parada en: Bolchekogeriet.... una fábrica de caramelos!

Bolchekogeriet: fábrica de caramelos

Bolchekogeriet: fábrica de caramelos

Bolchekogeriet: fábrica de caramelos

Como cualquier parque de atracciones, no puede faltar las montañas rusas o tiovivos. La montaña rusa Rutschebanen es una de las famosas, hecha de madera y construida en 1914, es la segunda más antigua de Europa. El viaje tiene una duración de más de dos minutos y consigue una velocidad de 50 km/h.

La montaña rusa Rutschebanen

Y otra de las atracciones más destacada consiste en una caída libre de varios metros y que, desde lo alto, tiene una vista privilegiada de la ciudad.

Atracción de caída libre en el Tívoli

El parque también cuenta con varios restaurantes desde los que se puede disfrutar de la iluminación nocturna o la vista de las atracciones. Precisamente el atardecer o la noche, es el mejor momento para visitar el parque, ya que es cuando el Tívoli se ilumina y le da un aspecto diferente.

Restaurante pirata en el Tívoli

En Tívoli encuentras una combinación de elementos de ocio para todos los gustos. Desde pequeños teatros y auditorios, en los que hay representaciones culturales de todo tipo y para todos los públicos; a jardines por los que pasear y zonas en las que sentarse a la orilla de un pequeño lago.

Jardines y parques en el Tívoli por donde pasear

Zona del lago en el Tívoli donde puedes sentarte a su orilla

Todos los días y en diferentes horarios, hay varias actuaciones desde teatros a conciertos. Y que mejor que para terminar este día, que disfrutar de un pequeño concierto de un grupo danés que descubrí en mi visita a Copenhague: Tsuumi Sound System.

Concierto de la banda danesa: Tsuumi Sound System en Tívoli


Como siempre, puedes disfrutar de más fotos en: https://www.facebook.com/mibaulviajero

Solo me queda decir que esta aventura por Copenhague todavía no ha terminado, así que... continuará.


Mamen
@mibaulviajero


"La vida en sí es el más maravilloso cuento de hadas"
Hans Christian Andersen

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bergen: la ciudad de las siete montañas

Desde la primera vez que pisé tierras nórdicas, me enamoré de sus paisajes naturales...y es que Noruega es naturaleza pura. En esta ocasión tenía que explorar una de las ciudades consideradas como la más bella de Noruega.... Bergen . Actualmente, Bergen  es la segunda ciudad más grande e importante de Noruega. También conocida como "la ciudad de las siete montañas". Su nombre es originario del nórdico antiguo, Bjorgvin. "Bjorg" que se traduce como "montaña"; "vin" que hace referencia a un asentamiento donde solía haber una pradera. Por lo que, el significado completo sería "el prado en las montañas". Y, por supuesto, es famosa por ser la puerta de entrada a los fiordos noruegos, de ahí que se haya convertido en un importante puerto de cruceros turísticos de Noruega, y uno de los mayores de Europa. Bergen  fue fundada en 1070 por el rey Olav Kyrre, sus orígenes están vinculados a la Edad Vikinga. Adquirió importancia gracias

Birka: la ciudad vikinga

Birka fue la primera ciudad de Suecia situada en la isla Björkö del lago Mälaren. Todo el lago Mälaren, al oeste de la capital, es uno de esos rincones de naturaleza primitiva que tanto caracteriza al paisaje sueco: agua, islas, bosques, naturaleza limpia y bien cuidada. Birka es uno de los ejemplos mejor conservados de asentamiento vikingo. Fundada en el S. VIII, se convierte en poco tiempo en un importante centro de comercio de artículos decorativos y de lujo. Al poco tiempo se transformó también en un importante centro de producción, donde los artesanos locales fabricaban cotizados objetos destinados al trueque a partir del hierro o de las pieles de los animales de la zona. Estos objetos eran intercambiados por tejidos bizantinos, vino del Rin, o piezas de joyería árabe. Aquí hay antiguos tesoros que han sido desenterrados e inspeccionados por arqueólogos e investigadores desde el S. XIX. En las excavaciones arqueológicas se han encontrado, incluso, sedas de China, lo que

Gastronomía Danesa: el famoso Smorrebrod o bocadillo danés abierto

Dinamarca ha sido, tradicionalmente, un país agrario, lo que ha marcado el carácter de su gastronomía. Hoy en día, la agricultura sigue siendo un sector económico clave. Hasta finales de la Segunda Guerra Mundial, la industria y los servicios no ganaron importancia. La Gastronomía Danesa  ha tenido una gran influencia de la cocina francesa, pero también de otros países europeos como Italia. La cocina más rural es similar a la de otros países escandinavos como Suecia y Noruega. Los platos tradicionales del campo se caracterizan por ser ricos en grasas y se basan principalmente en carbohidratos, carne, pescado y patatas. Ingredientes como pescados, mariscos, carne y una gran variedad de verduras e hierbas, son los principales componentes de sus platos. El hogar y la familia tiene mucha importancia para los daneses. La cena es la comida principal del día, y consiste generalmente en un solo plato. Las familias danesas hacen un esfuerzo por reunirse alrededor de la cena que cocina